«

»

Nov 12

Imprimir esta Entrada

8 razones por las no puedes dejar pasar el curso de Word avanzado para traductores

1. Si eres traductor tendrás un montón de diccionarios personalizados en Word ¿no? …o es que te gusta perder el tiempo con consultas externas.

Aprender a generar y a utilizar simultáneamente varios diccionarios personalizados en Word solo requiere conocer unos pocos métodos de trabajo. Métodos que te permitirán incrementar de forma rápida y eficaz tu nivel de productividad. Los diccionarios personalizados son, además, una herramienta indispensable en los procesos de revisión ortotipográfica y en los sistemas de QA.

Si a todo ello le sumamos el uso de diccionarios de exclusiones, una de las “opciones olvidadas” de Word, la calidad final de nuestro trabajo se incrementará de forma notable.

2. Si la nueva norma de la RAE para los números te genera problemas, es que no sabes usar Word.

El uso de caracteres especiales puede ahorrarnos muchas horas de revisiones estériles: Espacios de no separación, los diferentes tipos de guiones (son 5 los que existen en Word), saltos de línea y saltos de carro, caracteres Unicode… facilitan la tarea de edición y simplifican las revisiones de forma inmediata.

Conocer, insertar, buscar y reemplazar estos caracteres especiales, aporta mejoras inmediatas a nuestra productividad.

3. Si eres corrector y no le sacas el máximo rendimiento al control de cambios de Word, ya estás espabilando.

Es un proceso básico en la corrección y, además, desde que herramientas como SDL Trados Studio aceptan documentos con control de cambios, esta característica de Word presenta nuevas posibilidades de uso.

4. ¿No me digas que te pasas horas arreglando documentos PDF en Word?… JA, JA, JA!!!!

Si te has visto en la situación de convertir documentos PDF a Word, sabrás que puede resultar una auténtica locura. Esta es una de las principales causas de “tiempo no facturado” en los procesos de traducción.

Por eso, aprender algunos métodos para resolver de forma mecánica estos problemas se reflejará directamente en nuestros beneficios.

5. ¡Ah! ¿Qué no sabes lo que es una expresión regular de Word? Ese traductor, que es más productivo que tú, sí lo sabe.

Realizar cambios de forma “inteligente” es posible desde las primeras versiones de Word y, a pesar de ello, el uso de las expresiones regulares es, probablemente, la utilidad más desconocida del programa.

Encontrar todas las apariciones de un verbo, localizar determinadas palabras o expresiones de estructura regular pero cambiante… Las posibilidades de búsqueda y reemplazo de Word suelen estar muy infrautilizadas cuando, incluso un uso básico, incrementará la productividad y, lo que es más importante, también incrementará la calidad de nuestro trabajo.

6. Si pierdes horas arreglando tablas en Word es porque quieres. Que no se diga que no hemos avisado.

¿Sabías que el uso de teclas modificadoras durante las operaciones de diseño de una tabla provocan efectos diferentes?

Las tablas son uno de los recursos más utilizados de Word. Sin embargo pocas son las personas que saben manejarlo con soltura y sacarle todo el provecho posible. Y otro tanto podemos decir de los tabuladores.

7. Si Word es el programa que más utilizas y no sabes hacer una pequeña macro para traducción… tú sabrás.

Todo el tiempo que pierdes realizando una y otra vez una misma tarea es tiempo que estás regalando y dinero que estás perdiendo. Si aprendes a diseñar macros sencillas podrás automatizar la mayor parte de las tareas repetitivas con las que puedes encontrarte.

8. ¿Sigues enviando los documentos de Word con toda tu información personal? Si no sabes eliminarla, allá tú con tu privacidad.

Word, como todos los productos de Microsoft, es un gran chismoso. Aunque no lo sepamos, los metadatos que acompañan a los documentos de Word pueden haber sido la razón por la que hayamos perdido clientes, por la que hayamos entregado información confidencial o por la que “descubrimos” determinadas acciones que querríamos mantener ocultas. Conocer qué datos almacena Word, dónde los almacena y cómo podemos eliminarlos o modificarlos debería ser tan importante para nosotros como el hecho de mantener controladas las claves de acceso a nuestro ordenador.

Si quieres aprender todo esto y más, lo mejor que puedes hacer es inscribirte en el curso Word avanzado para traductores.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies