«

»

Jun 17

Imprimir esta Entrada

Análisis económico de un proyecto de traducción. Para qué voy a hacer el curso si… Manual de autoengaño

análisis económico de un presupuesto de traducción - aulasic9 razones para hacer este curso y 9 razones para no hacerlo. Tú sabrás qué eliges…

 

¿Sabes que un presupuesto inflado es la principal causa de la no aceptación de un encargo?

Siempre que hago un presupuesto me lo aceptan sin condicionantes. Que a mis clientes les lleguen ofertas más competitivas no me preocupa nada.

 

Presentar un presupuesto sin tener en cuenta todo los factores, es el camino a la ruina

Mis tarifas son lo suficientemente buenas como para que pueda despreocuparme de ajustar el presupuesto. Y si no llego a fin de mes, las subo. Mis clientes siempre aceptan.

 

Presentar un presupuesto preciso y que a la vez nos permita obtener un justo beneficio es vital para la buena marcha de nuestra actividad económica.

¿Para qué voy a hacer yo el presupuesto? Mis clientes ya me dicen lo que he de facturar.

 

Saber cómo perfilar y justificar nuestro recuento de palabras y establecer los parámetros exactos en los que deberá moverse nuestra oferta es la mejor garantía en la relación con el cliente.

¿Aprender a contar palabras? Yo ya sé. Por ejemplo, You’re es una palabra: lo dice Word.

 

Según LISA las herramientas de conteo de palabras pueden diferir, para un mismo proyecto, hasta en un 40% las unas de las otras. Confiar ciegamente en los datos que proporciona tu herramienta de conteo es un riesgo que no puedes permitirte.

Excepto la mía, que siempre lo clava.

 

En este curso abordamos, además, la mayoría de situaciones complejas que suelen darse en proyectos de traducción reales. Como, por ejemplo, la traducción de gráficos…

¿Los gráficos? Los imprimo y hago la traducción a mano. Eso sí, mi familia tiene una fábrica de tinta para impresoras.

 

La maquetación de los documentos traducidos puede suponer una parte importante del tiempo necesario para realizar una traducción… y generalmente no se refleja en la facturación.

A mí me traen todo el texto en Word, sin tablas ni complicaciones de ningún tipo. Si la estructura del texto es complicada prefiero no aceptar la traducción. A mí me sobran los encargos. De hecho traduzco por amor al arte.

 

La traducción de documentos en distintos formatos es una exigencia común en el mercado de la traducción.

Cuando me piden que traduzca un documento XML, XTG, IDML o HTML por ejemplo, les digo que no. ¿Acaso se han pensado que yo me dedico a la informática?

 

El tratamiento de las etiquetas en el lenguaje etiquetado es una necesidad real de la mayoría de los proyectos de traducción.

¿Las etiquetas? No me preocupan. Le exijo a mi cliente que las quite antes de enviarme la traducción. Eso no es trabajo de traducción.

 

Si estás de acuerdo con los pros, mírate el curso de Análisis económico de un proyecto de traducción ¡Te interesa!

 

Si estás de acuerdo con los contras… ¡Nada! ¡Tú a lo tuyo!

 

.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies