«

»

Mar 15

Imprimir esta Entrada

Mentiras o postverdades que te han contado sobre la traducción. Episodio II: Para traducir basta con tener el nivel de usuario de Windows.

¿Qué pensarías de una Facultad de Medicina que dijera a sus futuras generaciones especializadas en cirugía que les basta con tener un nivel de usuario medio en el uso del bisturí? ¿Estará en concordancia con el nivel medio de inglés que poseen buena parte de las personalidades de la vida pública…?

Pues eso. El ordenador (no el procesador de textos, no la herramienta TAO), la computadora, es nuestra herramienta. Debemos alcanzar el máximo nivel posible en aquellos apartados que nos competan. Hablando en plata: debemos ser grandes especialistas en Word, en Excel, en la herramienta de traducción asistida que escojamos y en unas cuantas cosas más.

Y por si fuera poco también debemos conocer extremadamente bien el tema de los alfabetos y sus codificaciones (y no solo el alfabeto latino o el griego, también los “alfabetos” informáticos). Y no os digo ya el tema de los formatos… Analizad esto:

Cada vez que decimos que no podemos traducir un encargo si no se nos entrega la traducción en un Word (o en lo que queráis) perdemos algo más importante que el encargo: perdemos credibilidad y cliente.

Entre otros inconvenientes de grado máximo, a quien hace el encargo esa petición le triplica el coste de la traducción si todo funciona a la primera. Y las posibilidades de que se generen problemas durante la reinserción son cercanas al 100% (imaginaros al departamento de informática reintroduciendo la traducción en chino, después en occitano y luego en ruso… el follón está asegurado). Si garantizáis un proceso sin problemas, estaréis más cerca de conseguir una renegociación de la tarifa al alza que de perder el encargo.

Y, hoy en día, los encargos de traducción son cada vez más raros: Jason, Joomla, Drupal, WordPress, desarrollos XML propios… no esperéis que os pongan las cosas fáciles, aunque todo el mundo os hará exactamente la misma pregunta:

¿Qué me costaría traducir la web?

Conocer todos estos elementos de base de nuestro trabajo es una garantía de independencia. Eso no significa que debamos cambiar la “carrera de traducción” por la de la “carrera de informática”, significa, simplemente, que debemos conocer bien lo que podemos manipular. Y si hace falta ayuda, pues se pide. Pero nunca, nunca, podemos perder un encargo por, simplemente, no saber cómo “abrir” el documento.

De hecho, existen facultades de traducción en las que se exige un nivel mínimo de herramientas y uso del ordenador para poder MATRICULARSE.

Así que, si tuviera que hacer una lista de las competencias avanzadas mínimas sería esta:

  • Word
    • Búsquedas y reemplazos avanzados
    • Macros
  • Excel
    • Ordenación
    • Filtros
    • Fórmulas aplicadas al texto
  • Formatos
    • XLM
    • HTML
  • Codificaciones
    • ASCII
    • ANSI
    • UTF-8
    • UTF-16
  • Herramientas TAO
    • Expresiones regulares
    • Filtros
    • Procesos QA

La suma de todos estos conocimientos es, directamente, dinero. O incrementáis vuestra productividad o moriréis por facturación insuficiente en el intento.

Y como muestra, unos botones:

Podéis encontraros con documentos tan encantadores como este:

Y no contaréis con la ayuda de los colores. O que os lo pongan “fácil” con un Excel como este:

O que tengáis suerte y os lo den en Word:

…y si esto no os apetece, siempre podéis refugiaros en clientes a la “antigua”, como el equipo de traducción del Boletín Oficial de Navarra, donde los redactores escriben los decretos en Word y para traducir les dan esto:

*

*Un recuerdo muy especial y afectuoso a la gente del BON, que fue pionera en entrar en la traducción del siglo XXI (Salvador Aparicio)

NOTA: Todos los documentos mostrados pertenecen a casos reales (manipulados para proteger el origen de los datos, a excepción del último, que corresponde a un documento público).

 

Y esta ha sido la segunda vuelta de tuerca al concepto de la traducción como profesión.
El siguiente episodio se llamará: No debe aceptarse un encargo de traducción inversa.

Salvador Aparicio
SIC, SL

— — — — — — — — — — — — — — — — — — — — —

Encontrarás más información sobre este y otros temas relacionados en nuestros cursos y videocursos:

Proofreading en Word. Casos prácticos

Word avanzado para traductores

Traducción de páginas web

Gestionar terminología con Excel y ApSIC Xbench

Prácticum de gestión de proyectos con SDL Trados Studio

Cursos SDL Trados Studio

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies