«

Jun 22

Imprimir esta Entrada

La traducción en prensa

Un ejemplo claro, y aviso para navegantes, de la evolución del mercado de la lengua.

A mediados de los noventa fui uno de los especialistas llamados por la editorial de El Periódico para evaluar las posibilidades con las que un producto tan específico como la traducción de prensa diaria contaba. Mi consejo, a pesar de que fui llamado como especialista en traducción asistida, fue concluyente: O traducción automática o traducción automática. Con revisión, evidentemente.

Y traducción automática fue. Al final se optó por un sistema desarrollado a medida que permitió alcanzar el objetivo. La traducción de todo el periódico estaba lista unos minutos después que se cerrara la edición principal.

Más de veinte años después he vuelto a participar en la segunda fase del proyecto. Descartada la actualización de la herramienta existente (las herramientas actuales de TA, cuando llegan a su techo de resultados, no pueden crecer) la apuesta fue para un sistema combinado de traducción asistida y traducción automática.

En este apartado pudimos contribuir en el diseño del protocolo de trabajo, diseñando los filtros de acceso a la información y estableciendo las pautas de trabajo necesarias para que, cada día, se publiquen de forma conjunta las versiones en español y catalán de El Periódico de Catalunya. Y el sistema funciona tan bien que hoy se traduce el periódico completo dos veces cada día: Una para la edición digital y una segunda para la edición de papel.

Dejando a un lado el diseño de los filtros de acceso, que fue una verdadera obra de ingeniería con encaje de bolillos… Y que nuestra aportación (la de SIC y la de la agencia que lleva el proyecto) permitió corregir algunas de las carencias lingüísticas del proyecto informático (como modificar las codificaciones de todo el sitio web para dar cabida a diferentes alfabetos o establecer modificaciones en la forma de gestionar los datos), lo verdaderamente importante surgió al establecer las condiciones de trabajo de la parte humana del proceso.

De la misma forma que a nuestra gente no es preciso explicarle la diferencia entre interpretar y traducir, en estos momentos no deberíamos dudar en establecer las diferencias entre revisar una traducción y revisar una traducción automática.

Dejaré de lado un tema crucial: La revisión de traducción automática requiere un nivel lingüístico más elevado que la revisión clásica. No basta con conocer muy bien la lengua de destino y la temática. Hay que tener un nivel equivalente en la lengua de origen. Las traducciones automáticas pueden confundirnos con mucha mayor facilidad. No tienen problemas con los falsos amigos, pero tienden a un empobrecimiento de la lengua que genera fases correctamente traducidas con un significado que puede ir desde lo ligeramente incorrecto al error de bulto. Llamar Juliol Esglèsies a Julio Iglesias puede ser divertido y mediático, pero es un error menor. Dar a entender que se afirma algo cuando lo que se dice en el original es lo contrario no es un error menor. Se precisan profesionales de mayor nivel (lo que supone mayor retribución). Eso sí, con un grado de implicación también mayor.

Decía que lo importante fueron las conclusiones que sacamos después de una semana de aplicar el proceso.

De entrada, debimos aceptar que el término revisión necesita una revisión. Para nuestros intereses la palabreja más utilizada que nos conviene es postedición (y sí, Word me lo ha marcado como falta de ortografía).

Cambiar el término fue importante, ya que al establecer los flujos de trabajo definimos algunos nuevos procesos que requerían ser nombrados. El más básico, el principal, fue postedición no lineal, o discontinua… ya veremos. Y sí, ya he añadido la palabra a mi diccionario secundario.

Cuando durante la gestión de un proyecto de traducción en el que participan diferentes personas traduciendo debe ejecutarse una comprobación de homogeneidad (para garantizar que en todo lo traducido se trata de la misma forma a las mismas cosas) el orden en el que se gestionen las memorias y los proyectos de traducción es vital para reducir el número de segundas revisiones. Saber qué frases de quién serán las que pervivan en la memoria es crucial para que todo funcione. Pues bien, la herramienta de traducción automática es una de esas personas (y disculpad la licencia irónica) que aporta traducciones al proceso.

Y siempre olvidamos que las personas aprenden de sus errores…

Establecer pues sistemas QA adaptados a las limitaciones del traductor automático, realizar comprobaciones puntuales de determinados elementos (jueguecitos con los nombres, por ejemplo), comprobar determinadas partículas (no suele significar lo mismo una frase con un sí o un no en ella…) son algunos de los retos a los que se enfrenta la empresa de traducción.

Y sin olvidar que extraer datos concretos de las memorias permitirá mejorar el sistema de TA. El objetivo es claro, reducir los tiempos de edición y poder abarcar mayores encargos sin reducir plantilla o incluso aumentarla. La conclusión la veíamos clara: Un grupo de trabajo de máxima calidad tiene unos costes altos pero que permite un mayor margen de ganancias. Renunciar a ello no es una opción.

En conclusión:

Regenerar nuestros equipos de traducción en equipos de postedición avanzada es un proceso inevitable.

Antes o después deberán dar el paso todas las agencias de traducción y también quienes actúan en modo freelance. Y eso será pronto. No olvidemos que la nueva generación de traductores automáticos acaba de sacar la nariz (deepl.com). Y parece que olfatea muy bien…

Eso sí. Nos tendréis a vuestro lado para esta nueva fase en el negocio, o mejor, industria de la lengua.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies