«

»

Jun 04

Imprimir esta Entrada

¡La traducción en tu cocina!

cocina1Dado que me encanta cocinar, hoy voy a hablar de las dificultades que uno puede encontrar a la hora de traducir menús o recetas de cocina.

Desde que llegué a España, e incluso antes, siempre me ha gustado cocinar platos de todo el mundo. Para mí, la cocina de un país o de una región forma parte de su cultura de la misma forma que su idioma y sus costumbres. He notado que se aprende mucho de la gente (es cuestión de integración también) a la hora de intercambiar recetas o trucos de cocina… y es cierto que me gusta crear e inventar nuevas recetas cogiendo como base las recetas tradicionales, pero eso sí, siempre teniendo un poquito de sentido común y sin intentar mezclas demasiado atrevidas.

La verdad es que las recetas fueron unos de los primeros textos que intenté traducir por mi cuenta, no de manera profesional, sino con la idea de cocinar usando recetas redactadas en español y la verdad es que era casi imposible sin mi fiel amigo el diccionario. En cualquier idioma las recetas están repletas de tecnicismos y de términos que no entendía unos años atrás, pero al fin y al cabo: ¡lo que uno quiere, lo consigue!

La primera dificultad, y no creo que podáis negar este hecho, es traducir los términos culinarios cuando se acerca la hora de comer o de cenar, porque al traducir menús o cartas para restaurantes con platos muy elaborados, se te abre el apetito enseguida.

La siguiente es saber lo que se puede traducir y lo que no… dado que se utilizan muchas marcas en este tipo de traducciones que no son siempre famosas en otros países o que, muchas veces, no tienen referente en el idioma de destino. También es el caso para las piezas de carne o de pescado, cuya terminología me ha generado algunos dilemas, porque una equivocación o imprecisión del traductor puede llevar el plato inadecuado a la mesa del cliente.

cocina2

Tampoco se pueden añadir notas al pie de página en el menú, queda feo y no me imagino leyendo un menú lleno de asteriscos en el reverso. Yo misma, recuerdo haber pedido cosas que no conocía de alguna carta para averiguar de qué plato se trataba.

Bueno, y todo ello sin hablar de las conversiones de las medidas, de las coincidencias o de los glosarios necesarios…. Cualquier persona no puede permitirse el lujo de traducir un menú o una receta así sin más, debe tener un conocimiento gastronómico de la cocina de los países de origen y de destino.
cocina3
Y aunque la cocina resulta bastante diferente entre Francia y España, por poner un ejemplo, es divertido ver como algunos conceptos coinciden o como, en cualquier caso, si os ponéis manos a la obra y os esforzáis lo suficiente, la traducción de los menús o de las recetas os quedará perfecta. ¡Solo os queda probarlas en casa y poner la teoría en práctica!

Os invito a consultar varias páginas Web de interés que tratan de este tema:

http://www.revistadepoesiaclave.com/no%204/rodrigo%20escobar%20cocina%20y%20traduccion.htm

http://napolestapia.blogspot.com.es/2011/02/nueva-traduccion-gastronomica.html

http://blog-de-traduccion.trustedtranslations.com/traduccion-gastronomica-2010-09-27.html

Y también para cocinar en varios idiomas:

http://www.marmiton.org/

http://www.cocinargratis.com/

Y si queréis descargar alguna aplicación de recetas para vuestro móvil o tablet, también es posible:

https://play.google.com/store/apps/details?id=com.villy.recetario&feature=nav_result

 

Claire Saulnier
LinkedIn
Traductora
Alumna del curso de AulaSIC Web 2.0 para traductores

2 comentarios

  1. Beatriz Garrido

    ¡Buen artículo! Gracias por compartir los enlaces, son todos de interés. Estoy traduciendo precisamente un recetario, y he de decir que está siendo un trabajo de lo más gratificante, no solo por la cantidad de términos nuevos que estoy aprendiendo (mas un glosario nuevo; vivan los glosarios) sino también porque me encanta la cocina, y parece que traduzco con mas ahínco si la receta es susceptible de ser preparada esa misma noche.
    Eso sí, supone un reto interesante, sobretodo cuando el alimento en cuestión ni siquiera se usa o comercializa en tu país, y no existe (o eso parece) un término equivalente. En cualquier caso, me he dado cuenta de que saber cocinar ayuda muchísimo a la hora de traducir recetas.

    Saludos!

    1. Claire Saulnier

      Buenas tardes Beatriz:
      Me alegro de que te haya gustado el artículo.
      El reto es tanto al nivel de la traducción como el de la cocina y la verdad es que enriquecemos nuestros glosarios con mucha rapidez con este tipo de textos.
      ¡Así que podemos seguir traduciendo y disfrutando!
      Saludos,
      Claire

Los comentarios han sido desactivados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies